viernes, 12 de enero de 2018

Naturaleza en estado puro

Jopeta, ya nos habéis vuelto a pillar con la dichosa posturita de Yoga...
Es Enero, ese mes especialmente "intenso" para las mamás y los papás de gatas no esterilizadas, debido al celo que padecen. He leído en alguna página de Internet que el celo de las gatas es más intenso en primavera, pero toda la vida escuché decir a los antiguos (y esto lo he comprobado tanto con mis gatas, como en gatas callejeras a las que he alimentado) que enero era el mes de celo más fuerte.  Muchos de los que me leen saben que el celo aprieta fuerte este mes; junto a abril y junio, yo diría que son las etapas con celo más intenso. En nuestro caso, todas mis gatitas ya lo han pasado por lo menos una vez, y Coco y Solita están repitiendo... Para los que estéis pensando en adoptar gatitos, y lo imaginéis todo de color de rosa, conviene ser algo realista y poneros un poco en antecedentes: que te despierten en una noche dos o tres veces maullando a pleno pulmón, yque  durante el día anden maullando,  empalagosas con la familia y restregándose por el mobiliario, puede llegar a ser una situación bastante estresante. Al escribir esto, Coco, terminando de comer, ha comenzado a maullar a tutiplén. Para ella, que es siamesa, el celo es especialmente intenso, pero también tengo la suerte de que ella nunca marca. Por supuesto que todo el amor que te aportan es tanto que compensa con creces estos "incómodos momentos". Pero me gusta comentarlo, porque antes de poner en nuestra vida un amigo felino, conviene sopesar si nuestro modo de vida y nuestras capacidades son las necesarias para hacerles la vida natural y feliz. Espero que todo esto asuste lo suficiente a estos que son muy de hoy es un cachorro mono al que mimar, mañana es un bicho molesto del que deshacerse o al que castrar.... No son un juguete, no los puedes devolver ni cambiarlos por otra cosa, como si fueran un bolso del Corté Inglés, tampoco tienes derecho a arrebatarles lo que Dios les regaló.... No son un objeto, sino naturaleza en estado puro. Así que mejor, adopta un pulpo.

7 comentarios:

  1. Ya no me acordaba que suelen maullar los gatos en enero.
    Aunque no te lo creas he oido maullar los gatos en la ciudad y en cambio en el campo-pueblo nunca escuché un gato maullar.
    Otros sonidos de animales por la noche sí. El sonido de los animales es algo peculiar.

    ResponderEliminar
  2. ¡Jajajajaja!Adopta un pulpo, jejeje, pues míra te pongo un enlace en el que verás a uno muy mono.A mi caprichoseidad le gustaría adoptarlo, pero mi coco me dice que lo dejemos en su habitat, que allí es feliz.....https://www.youtube.com/watch?v=5qw8bAdIS_E
    Creo que es un pequeño submarino por medio del cual analizan la vida de los seres que viven a cierta profundidad. Me parece monísimo, jijijiji

    Te doy toda la razón, en cuanto a tu post de hoy, antes de adoptar un gato o un perro, hay que informarse de lo que supone, aceptar sus modos de vida, sus costumbres y sopesar si todo ello casa con nuestro modo de vida.
    Si no, más vale comprarse una planta

    de plástico.

    Jejeje
    Un abrazo y besines, muchos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bufff, Feli, me ha salido tu comentario en medio de la contestación a Margalida. Estos de blogger están locos, por Tutatis!
      Ahhhh, vengo de ver los octopusis esos, y dan bastante yuyu. Me han parecido como elefantes malignos ahí tragándose todo a su paso. Con la buena pinta que tienen a la gallega, ji ji!
      Bezitos a tutiplén!!

      Eliminar
  3. Qué raro, ¿no?, Margalida, que en el campo no maullen por el celo. Lo mismo las distancias son más largas, o qué sé yo. Me encanta escuchar sus "cantos a la luna", je je. Y, luego, hay gatas bastante escandalosas en "ejem". Una en concreto, debajo de mi ventana este verano, parecía que la estaban torturando. Vamos, que nos asomamos varios.
    Besis!

    ResponderEliminar
  4. es que les hace daño a las hembras...¿no lo sabías, Tobías?
    Besines!!

    ResponderEliminar
  5. Algo recuerdo de algo pinchoso del macho, no sé... je je...
    Pero, a ver, Raquel, que digo yo que no serán como súcubos o algo parecido, ja ja!
    Muac muac!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...