domingo, 12 de noviembre de 2017

Huyendo del ruido

Mis "adorables vecinos" del tercero tienen obras estos días. Que en las casas colindantes vivan ancianos, niños y mascotas a ellos les resbala, por supuesto. Tenemos arriba un martillo percutor que asusta muchísimo a mis gatitas, que tratan de buscar algún refugio debajo de las camas o en armarios. He llamado al ayuntamiento de Murcia, pero me dicen que teniendo "permiso de obras", ya pueden hacer lo que se les antoje. Si los decibelios que producen son mucho mayores que los permitidos por las leyes, pues a aguantarse tocan, que ellos han pagado su tributo, y punto. El administrador nos prometió a algunos vecinos que intercedería para que se aceleraran las obras... La cosa es que hemos tenido que trasladarnos a la vieja casa de mis padres, si no, era peligroso para la salud auditiva de las gatitas, ya que  el sentido del oído en nuestros gatos es más desarrollado que en el ser humano, y todos estos ruidos pueden producirles serios problemas auditivos...
¿Por qué nuestros queridos amigos tienen que sufrir a causa de obras, fuegos artificiales, petardos y otros inventos humanos sin que a los que tiene que importarles les importe?...Mientras que todo esto  puede ser divertido para las personas o indiferente, a las mascotas les causan estrés e incluso, en algunos casos, sensaciones tales como la fobia. Debido a la agudeza de sus sentidos...
¿Tenemos que trasladarnos de vivienda por la impericia de nuestros gobernantes? ¿Y el que no tenga a dónde mudarse, qué?..
Es por eso que desde aquí, pedimos que se realice una legislación sobre ruidos más acorde con la realidad de las viviendas, no solo pobladas por personas sanas sino también por enfermos, niños, y, por supuesto, por nuestras queridas mascotas. Que no solo por pagar tu tributito puedas fastidiarle la salud a los que quieras.
 Y para terminar, un apunte más optimista: en Italia han concedido a una bibliotecaria un permiso laboral de unos días para cuidar de Cucciola, su perrita, a la que tenían que operar. Gracias a la acción de la Universidad de La Sapienza de Roma, otras mamas y papás de mascotas podrán (en Italia, esperemos que el ejemplo cunda) tomarse días de permiso para estar junto a sus queridos amigos. Y es que ellos son nuestra familia. 

6 comentarios:

  1. menudos vecinos que te han tocado, hija....De todas formas, ¿qué diantres estarán haciendo para provocar tanto ruido, que tengáis que iros? Me parece hasta siciliano, mira lo que te digo...En fin, hay situaciones en esta vida que son verdaderas pruebas para la paciencia. No sé cómo se lo estará tomadno tu pareja, pero mi marido habría puesto el grito en el cielo...
    Bueno guapita, esperemos que acaben pronto, y podáis volver con vuestros gatucos a casa.
    Madre mia, madre miaaaa...
    Besicos!!!

    ResponderEliminar
  2. Holitas, querida guapis!
    Pues nada, parece que los muy animales estaban levantando el suelo a base de la maquinita esta del infierno. Y, claro, pues tuvimos que hacer el petate por pura necesidad.
    No sabes la paciencia que hemos desarrollado en casa con estos tipos, no lo sabes. Pero bueno, tampoco preferiría un grupito de estudiantes ruidosos y festeros, je je.
    Ahora estamos "aqui", quiero decir que no estamos "allí",sino "aquí" porque los findes no vienen. Vamos y venimos, vamos.
    Besucos!!

    ResponderEliminar
  3. Ah bueno, pues algo es algo... espero que acaben pronto con sus ruiditos y arreglos. Lástima que no se remocen el comportamiento... hay unos cursos de inteligencia emocional y resolución de conflictos que les irían que ni pintaoos..... en fin. Besitos, cuídate!

    ResponderEliminar
  4. Ja ja ja! Hay tanto mendrugo y subdesarrollado emocional ahora, chica, que de verdad da pena cómo anda el patio. Cuánta tontenría, cuánta bordería y cuánta inmadurez andan por ahí campando a sus anchas como si fueran las actitudes más normales del mundo.
    Besicos!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué gracia, el gatito escondido debajo de la colcha!
    ¿es tu gato?
    El ruido de las obras molesta muchísimo, incluso en la propia casa. A veces piendo que podrían emplear los albañiles alguna máquina para hacer las regatas para las tuberias, en vez de darle porrazos a la pared.
    Supongo que ya las habran acabado...

    ResponderEliminar
  6. Es una foto preciosa, Margalida, que encontré en Internet. Me encantan los gatitos romanos, pero no tengo ninguno de esa especie.
    En fin, las obras aún no han terminado, deben ser las obras del Escorial, chica. Afortunadamente, los ruidos fuertes cesaron hace tiempo, bufff!
    Gracias por preguntar, chicuela!
    Besicos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...